5 Consejos para organizar tu hogar

Después de consultar con algunos influyentes organizadores de primer nivel. En esta publicación hemos compilado una lista de formas en que puedes organizar tu hogar durante la cuarentena.

  1. Organiza tu despensa

¿Qué hacer cuando remodelas tu cocina? Es importante, especialmente en las circunstancias actuales, rotar los alimentos, consumiendo los más viejos primero, ¡para que nada se desperdicie!

Mientras preparas tu hogar para la cuarentena, un excelente primer paso es revisar tu despensa y los artículos que no se pueden almacenar en el estante.

Es posible que haya comida que esté a punto de caducar en un rincón de tu despensa. Qué gran momento para usar esos elementos más antiguos en lugar de dejarlos desperdiciar.

Dado que los estantes de las tiendas de comestibles están más vacíos que nunca, te sugiero que organices tu despensa y tu refrigerador / congelador antes que nada en tu hogar.

Comienza sacando todo y marcando las fechas de vencimiento. Haz un inventario de tus elementos esenciales de larga duración y de lo que podrías necesitar más.

Si tienes un exceso de algunos artículos, considera comunicarte con familiares y amigos mayores o donar lo que no necesitas. Limpia tu despensa y alacenas antes de empezar a guardar todo.

Clasifica los elementos restantes en categorías similares. Mantén las especias juntas, productos enlatados, aceites y vinagres, suministros para hornear, cereales, etc. Utiliza cestas, frascos, papeleras, cajones y contenedores para optimizar el espacio.

  1. Designar un espacio para el trabajo o la escuela

Si tu trabajo ha pasado a trabajar de forma remota, o tus hijos están haciendo sus tareas escolares en casa, necesitarás hacer una decoración de interiores para tu espacio de trabajo. Reservar un espacio designado ayudará a evitar que la línea entre el trabajo y el hogar se difumina, y facilitará la productividad. Decóralo como te guste y te sientas cómodo.

Necesitas un espacio libre de desorden para poder concentrarte. Utiliza el espacio vertical para guardar cosas siempre que sea posible. Mantén solo los elementos esenciales en tu escritorio.

Los bolsillos de pared se pueden colgar en la pared para almacenar archivos y papeles. Los clasificadores de papel en un escritorio mantienen las cosas separadas y verticales, eliminando el desorden visual y liberando espacio para trabajar.

  1. Crea un espacio físico para el espacio mental

Dado que pasarás mucho tiempo en tu hogar, te recomendamos ordenar y reorganizar tus espacios generales de vivienda.

Limpiar el espacio ayudará a que te sientas menos apretado, tienes varios beneficios para la salud mental y puede hacer que te sientas productivo.

Es posible que también necesites más espacio libre para actividades de cuarentena, como noches de películas o juegos y hacer ejercicio en tu hogar. Hay muchos recursos en línea gratuitos para clases de yoga y ejercicios.

Empieza por guardar los artículos sueltos y buscar viviendas más eficientes para las cosas que no usas todos los días. Utiliza armarios y espacios debajo de las camas. Intenta reorganizar tus muebles para crear áreas más abiertas.

  1. Organiza tu armario

Pruébate todo y considera donar ropa que no hayas usado en un año o más. Dobla y organiza cuidadosamente las cosas que deseas conservar por actividad, estilo o color.

Guarda los artículos de temporada, como abrigos grandes y bufandas abrigadas, para que tu ropa tenga más espacio para respirar.

También puedes ser creativo y reutilizar elementos antiguos. Recorta una sudadera vieja, plancha un parche en tus jeans descoloridos o teñir una camiseta. Si deseas conservar camisetas viejas que aún guardan recuerdos, puedes convertirla en una colcha.

  1. Clasifica tu colección de entretenimiento

Haz un inventario de todos tus libros, películas y juegos. Encuentra lugares eficientes para almacenarlos, descubre algunos favoritos para pasar el tiempo y dona los artículos que ya no disfrutas.

Este podría ser el momento de dejar de lado los viejos CD y cintas VHS, cosas que ocupan espacio y tienen un uso limitado.

Es posible que descubras que no necesitas muchas películas antiguas que están disponibles en los servicios de transmisión a los que te suscribes.