Cómo instalar pisos flotantes

Piso flotante en sala

Los pisos flotantes son la mejor solución sobre un contrapiso de concreto. Te explicaremos los beneficios y le mostraremos cómo realizar una instalación de piso flotante tú mismo.

Paso 1: prepararse

Deja los tablones en la habitación durante dos días para que se aclimaten a la humedad. Abre los cartones y mezcla los tablones para que las variaciones de color.

Si planeas instalar sobre un piso de concreto, comienza colocando una barrera contra la humedad de láminas de polietileno, de al menos 6 mil de espesor.

Tira para eliminar las arrugas y superpón las costuras 8 pulgadas o más. Luego, enrolla el contrapiso de espuma sobre el polietileno.

Paso 2: piso de preparación

Retira la zapata de la placa base o la placa base en sí. Corta la línea entre la moldura y la pared para evitar que la pintura se agriete.

Usa una espátula ancha para proteger las superficies adyacentes y haz palanca con una palanca plana.

Aspira o barra el piso para eliminar los escombros. Extiende la base de espuma y tira suavemente para eliminar las arrugas.

Corta el contrapiso con una navaja. Empalma los lados de las piezas; no los superponga. Aplica cinta adhesiva a las articulaciones.

Paso 3: corta los tablones

Corta las primeras lamas si es necesario. A lo largo de una pared, junta la primera fila de tablas con la lengua hacia afuera. Cuando llegues al final, mide y corta la última pieza.

Si estas pieza mide menos de 6 pulgadas, desabrocha una tabla. Centra las tablas restantes y corta piezas más largas para cada extremo.

Corta los tablones para que queden a 1/4 de pulgada de la pared en cada extremo. Usa un cuadrado de combinación para dibujar una línea cuadrada en la parte posterior.

Paso 4: Instala la primera fila

Encaja la primera fila de tablas juntas de un extremo a otro con el pegazulejos. Empújelas contra la pared, luego inserta espaciadores de 1/4 de pulgada cada pie más o menos.

Este espacio permitirá que los tablones se expandan durante los cambios de humedad; los tablones apretados contra la pared pueden doblarse.

Paso 5: Continúa instalando filas

Instala la siguiente fila de tablas de la misma manera. Sin embargo, debes compensar los tablones por al menos 3 pulgadas o como lo indique el fabricante.

Esto significa que sus cortes en la segunda fila serán diferentes a los de la primera fila. Para romper tablas una al lado de la otra, inclina la segunda tabla y presione su ranura en la lengüeta de la primera tabla. Baja la tabla hasta que encaje en su lugar.

Paso 6: Instala la última fila

Cuando llegues a la última fila, coloca calzas contra la pared y mide el ancho en varios lugares.

Si la pared es muy recta, es posible que puedas cortar todas las tablas del mismo ancho, pero lo más probable es que deba medir y cortar cada tabla individualmente.

Usa una sierra circular con una regla fijada, como se muestra, o usa cualquier otra sierra eléctrica.

Paso 7: instala la zapata base

Vuelve a instalar la zapata base o el rodapié. Introduce clavos en la pared, no en el piso, que debes poder moverse ligeramente para adaptarse a los cambios de temperatura y humedad.

Selle todos los bordes expuestos para que la humedad no se filtre cuando ocurra un derrame. El sellado es especialmente importante en un baño o lavadero, pero también debe hacerlo para una sala de estar.

Sigue las instrucciones del fabricante del piso: algunos recomiendan aplicar pegamento; otros recomiendan masilla de silicona.

En resumen, instalar pisos flotantes es más sencillo de lo que piensas. Con estos sencillos pasos, podrás realizarlo como si fueras un experto, por lo que además podrás ahorrar.

También te puede interesar: Pisos ecológicos para tu hogar