Formas elegantes de usar diseños de lunares en casa

¿Crees que los lunares son solo para disfraces de payaso? ¡Piensa otra vez! Los lunares pueden ser una forma sorprendente de agregar color y geometría al diseño de una habitación. Hay tantas formas de usarlos como estilos de habitación. Diseños, paredes o tapizados atrevidos o sutiles, a gran escala o apagados: las posibilidades son infinitas. Eche un vistazo a continuación para obtener algo de inspiración para comenzar. Es posible que en el futuro se encuentre planeando una habitación con divertidos diseños de lunares.

Lunares de colores

Los diseños de lunares son una excelente manera de trabajar con una determinada agrupación de colores. Los lunares en la pared de arriba establecen el tema de una paleta de colores rosa y naranja. Los puntos en la pared combinan bien con el sofá. Además, los agujeros en la estantería extienden el tema geométrico al resto de la habitación.

Diseños de lunares metálicos

Otra forma de usar diseños de lunares es ir a los metálicos Los metálicos, particularmente en oro, emulan la sofisticación. También combinan bien con esquemas de colores neutros y claros. Los neutros ayudan a que el oro resalte aún más y se convierta en el acento principal del espacio. El resultado es una apariencia elegante y actualizada que le permite usar lunares de una manera moderna.

Lunares agrupados

En contraste con los dos conceptos de diseño anteriores, la foto de arriba muestra cómo los lunares pueden volverse divertidos cuando se colocan en grupos pequeños y aleatorios. Esto es ideal para el dormitorio de un niño; parece confeti de una fiesta de cumpleaños
El uso de este diseño en una pared también convierte esa pared en un punto focal y evita que el estilo se apodere de toda la habitación. Mientras tanto, mantener el color de fondo consistente con las otras paredes le da algo de cohesión al espacio.

Lunares a gran escala

También puedes ir a lo grande y atrevido con tus lunares. Arriba, los grandes lunares blancos y el fondo rojo de alto impacto crean una declaración. Para un look aún más atrevido, intente usar colores contrastantes en los lunares y el color de fondo, o use el mismo tono pero defina los puntos con pintura de alto brillo. Las posibilidades con este diseño son infinitas.

Lunares de esquina

Otra idea es aislar un grupo de lunares en una parte de la habitación. Un truco para hacerlos parecer más artísticos es comenzar más cerca y luego espaciarlos más y más a medida que se acercan al techo. Esto hace que parezca que se están dispersando en el espacio. Es un diseño verdaderamente creativo que agrega profundidad a la habitación.

Tapicería de lunares

Por supuesto, los lunares no se limitan a las paredes. También se sienten como en casa en tapizados. Por ejemplo, un banco de lunares es una adición elegante al rincón del desayuno en la foto de arriba. El diseño neutro gris y blanco lo ayuda a encajar en casi cualquier lugar. (Aunque también tenemos algunos consejos sobre cómo mezclar y combinar patrones)
Colocar los lunares uno cerca del otro también agrega profundidad y dimensión. Cuanto más lo miras, más parece que los lunares saltan del blanco o que el blanco salta de los lunares. Es fascinante, casi como una ilusión óptica.

Destina un buen fin de semana para encontrar la decoración ideal para cada espacio y dale rienda suelta a tu imaginación.